6 de octubre de 2008

Has Crecido Malamente

Muchas veces nos preguntamos qué habrá sido de los niños-actores de películas y series de televisión. A veces pensamos que al ver que la fama les estaba transformando, o no pudiendo vivir con ella, deciden retirarse a una vida anónima y tranquila (el ya conocido Marisol's Sindrom). Muchas veces, sin embargo, el motivo de su desaparición es otro mucho más simple: una adolescencia difícil fisicamente hablando. Rosotros antaño angelicales, que cuando aparecían en la pantalla motivaban un "ohhiiii" general, aparecen de pronto con narices demasiado grandes o facciones un poco picassianas, y siendo su cara de querubín lo único que podían ofrecer a directores y productores, empiezan a recibir cada vez menos llamadas hasta que son relegados al olvido. Para muestra, un botón:


El pistoletazo de salida de esta sección (que es un claro apéndice del ya célebre "Quién te ha visto y quién te ve" de Manoli), lo doy con Mara Wilson, la niña de Matilda. Esa carita de buena, esa sonrisilla picarona cuando hacía sus magias, todo lo que ella era ha pasado a mejor vida, en una metamorfosis cruel que la ha convertido en una adolescente, digámoslo con sinceridad, fea como un rayo. Yo me explico perfectamente que no se le haya vuelto a ver el pelo. Podría probar suerte haciendo el papel de Scritch Powers en un posible remake de Salvados por la campana, basta una peluca de rizos y está hecho.

Por esta vez creo de haberos dejado bastante horrorizados, me guardo en la manga otras imágenes igual de impactantes, de lo que un crecimiento mal llevado puede llegar a provocar.

10 comentarios:

meri dijo...

Ay, ya había visto a la pobre Mara, ¡qué lástima! Pero cuánta verdad hay en tus palabras, Paco, 'como un rayo'.

Paco Braguetas dijo...

Verdad? pobrecita, que mal crecimiento...

anamisuko dijo...

Desde luego ha crecido malamente....
Está echaica a perder la chiquilla...

XXX

Manoli dijo...

Qué fuerte!!!
Pero si era una niña monisima!!! Super repolluda eso si, yo la odiaba un poco.
Pero Paco, ante tu entrada se abre un debate de lo más polémico porque ¿qué es mejor? Ser una niña prodigio, crecer y ser olvidada por fea o ser una niña prodigio y acabar como Lindsay Lohan.....¿¿??

Paco Braguetas dijo...

Qué superdebate Manols...lo suyo sería el término medio, niño prodigio al que la fama no arruina, pero no me viene ningún caso en mente...desde luego yo preferiría feo y tranquilo que guapo y con una vida como la de la Lohan. Lo que pasa es que no me puedo imaginar ser feo...debe de ser duro.

Brandie dijo...

jajaja, como un rayo...

en fin, siempre se puede mejorar, hay gente que sufre la adolescencia, pero luego... ahi está drew barrimore (se escribe asi?)

meri dijo...

Hombre, haberlos, 'haylos' (¿cómo narices se escribe eso?)
A mí si se me viene un ejemplo a la mente: Elijah Wood. Yo creo que es un buen término medio. De pequeño: El Buen Hijo, Un Chico llamado Norte, etc. De mayor: Olvídate de mí, Todo está Iluminado...
Además, no aparece todos los días en Perez Hilton sin calzoncillos. Y todo esto, ¡habiendo protagonizado El Señor de los Anillos! Que es mucho más que lo que quince Lindays llegarán a hacer en toda su vida.

He dicho.

m.

Manoli Piruletas dijo...

Toda la razón Mer, eres la dueña y señora de los ejemplos!!!

Paco Braguetas dijo...

meri, me dejas supersorprendido con tu ejemplo, jamás lo habría pensado yo sólo. Tus firmas en nuestras entradas dan siempre una luz nueva!

Anónimo dijo...

pobretika